Desierto de Namibia, uno de los desiertos más antiguos del mundo; una vasta región que ha estado seca durante los últimos 50 millones de años. Calor, polvo senderos de pura roca, pistas de arena, dunas milenarias, pistas plagadas de matorrales…todo ello a lo largo de 250 Km durante 5 días recorriendo senderos serpenteantes que se abren camino ante las imponentes montañas de Spitskoppe con unas temperaturas extremas de 35º durante el día y de 10º bajo cero durante la noche…

Así es la Desert ultra la próxima carrera de Andrés LLedó:

Andrés Lledó de la mano de su patrocinador Jimbee Melon ya se encuentra en camino hacia su próximo reto en el desierto de Namibia. El próximo lunes 20 de noviembre comienza la “Desert Ultra” 250 Km de carrera en autosuficiencia divididos en 5 etapas en las que Andrés se enfrentará a dunas de arena, cauces secos de ríos, senderos rocosos y pistas plagadas de incómodo matorral todo ello a lo largo de un recorrido rompe piernas a través de un paisaje marciano de montañas de pura roca. Algo totalmente opuesto a su ultima prueba que tuvo lugar en la selva amazónica de Perú.

“Voy con mucha ilusión al desierto de Namibia. Espero disfrutar mucho de esta prueba vivirla y competirla. Mi ultima carrera en la Selva de Perú el pasado mes de junio no fue como esperaba. Después de los problemas de congelación en las manos que sufrí en la prueba de Suecia me costó recuperar y sobre todo centrar la mente. Esto me ha lastrado toda la temporada. Para mí es una suerte contar con un patrocinador como Jimbee melon que me ha apoyado en todo momento. Sé que no llegó al 100% físicamente, pero lo intentare suplir con ganas y concentración, son muchos días y todo puede pasar.”

Andrés deberá afrontar días de calor sofocante de hasta 35º durante el día y noches heladas pudiendo bajar la temperatura hasta -10ºC. Habrá momentos en los que deberá de correr durante la noche en la oscuridad guiándose únicamente por la luz de sus linternas bajo unos impresionantes cielos libres de polución y repletos de estrellas.

“Entre pruebas en la nieve, en la Selva y en el desierto es en éstas últimas en las que me siento físicamente más cómodo, aunque las que mas me motivan son las de selva ya que son pruebas son más técnicas y me gustan bastante. De las de frío mejor nos olvidamos…”

“En las pruebas de Desierto y de selva las temperaturas son altas. La gran diferencia está en la humedad. El desierto es más seco y ardiente y dificulta la respiración. “

Al ser una carrera en autosuficiencia Andrés deberá cargar con todo el equipo que necesite durante los 5 dias de carrera incluyendo comida, equipamiento de seguridad y médico, sacos de dormir y un mínimo de 2,5 litros de agua. El agua es lo único que es repuesto por la organización en los puestos de control.

“Para mí la mayor dificultad en las pruebas de autosuficiencia es mantener la concentración y saber en todo momento cómo reaccionar ya que un esfuerzo físico excesivo te lleva al resto de problemas, como quedarte sin comida, por ejemplo. No obstante, la suerte en este tipo de pruebas también está presente y debemos contar con ella; una torcedura, un dolor de estómago…pueden hacerte abandonar una carrera”

Entrevista realizada en Onda Regional con motivo de la salida hacia la prueba

2017-11-27T15:31:54+00:00